HEBREOS

 

 

Introducción

El autor humano de Hebreos es desconocido. No firmó la carta. Muchos piensan que fue el apóstol Pablo, y probablemente fue. Notamos las siguientes razones:

1) Pedro dijo que había escrito a los mismos que él escribió en sus epístolas.

(I Pedro 1:1; 2:11-12 y II Pedro 3:1 y 15, 16). Pedro escribió a los Hebreos o Israelitas.

2) Heb. 13:23 - Timoteo fue compañero de Pablo.

3) Heb. 13:25 - Así terminó Pablo todas sus cartas. Fue escrito de Italia (13:24) antes del año 70 D. C. En aquel año fue destruido el templo en Jerusalén y cesaron los sacrificios. En Heb. 10:11 y 12 notamos que todavía se celebran los cultos en el templo al escribirse el libro de Hebreos. Probablemente fue escrito entre 63-67 D. C.

Las palabras claves son "mejor" y "superioridad". Es revelado que Jesús es superior a los ángeles, a Moisés, a Josué, a Aarón, a los sacrificios, etc.

1) Revelación superior - Heb. 1:1-4

2) Una mejor esperanza - Heb. 7:19

3) Un mejor pacto - Heb. 7:20-28

4) Un mejor ministerio - Heb. 8:6

5) Mejores promesas - Heb. 8:6

6) Mejores sacrificios - Heb. 9:23

7) Una mejor herencia - Heb. 10:34

8) Una mejor patria - Heb. 11:16

9) Una mejor resurrección - Heb. 11:35. 

Una frase recurrente, "Se sentó", se refiere a la obra cumplida de Cristo 1:3; 10:12 y 12:2.

Hay una serie de diez exhortaciones:

1) Temamos - 4:1

2) Procuremos - 4:11

3) Acerquémonos - 4:16, 10:22

4) Vamos adelante - 6:1

5) Mantengámonos firme - 10:23

6) considerémonos - 10:24

7) Despojémonos - 12:1

8) Tengamos gratitud - 12:28

9) Salgamos - 13:13

10) Ofrezcamos - 13:15

 

El tema principal del libro es la superioridad de Cristo y del cristianismo sobre la religión de los hebreos. (judaísmo) Fue escrito a hebreos (judíos, israelitas) que habían aceptado al Señor Jesucristo. Por motivo de las aflicciones y las persecuciones que sufrían, fueron tentados a volver al judaísmo, o sea, a la adoración en el templo por medio de los sacerdotes, sacrificios de animales, quemar incienso, etc. El libro de Hebreos les muestra que el cristianismo es superior y toma el lugar del judaísmo.

Un Bosquejo de Hebreos

Introducción: 1:1-3

I. La Superioridad de Cristo y el Cristianismo sobre el Sistema Mosaico. 1:4-10:18 

II. Las Consecuencias Practicas de la Superioridad de Cristo y el Cristianismo Sobre el Sistema Mosaico. 10:19-13:25

 

CAPÍTULO UNO DE HEBREOS

 

I. El Hijo, el Mejor Revelación de Dios v. 1-3

A. v. 1 Dios se reveló a los hombres en varias maneras. Ejemplos:

1. Ángeles--Gen. 19:1

2. Sueños--Gen. 28:11-13

3. Visiones--Gen. 46:2

4. Generalmente los sueños y visiones fueron reveladas a los profetas quienes hablaron al pueblo.

B. Ahora, tenemos una revelación más completa. Dios no mandó mensajeros como los profetas, sino que vino en la Persona de su Hijo. Dios mismo se manifestó (Jn. 1:14 y 18). Los que buscaron visiones y sueños para saber de Dios, buscaron lo inferior. No hay necesidad de estas cosas ahora, porque Cristo Jesús le ha dado a conocer.

C. v. 2-3 Vemos aquí algo de la gloria del Hijo:

1. Heredero de todo--Sal. 2:8

2. Creador de todo--Jn. 1:3; Col. 1:16

3. Revelador de todo acerca de Dios. Todo de Dios: Su gloria, su poder, su carácter, etc. es completamente expresado por él. Col. 1:19 y 2:9; Jn. 14:7-11.

4. Sustentador de todo el universo--Col. 1:17

5. Purifica todos nuestros pecados--Jn. 1:29

6. fue exaltado a todo honor--Heb. 10:11-12; Fil. 2:9-11

7. Todo lo demás: los sueños, las visiones, los profetas, etc. No es nada comparado a él.

II. El Hijo Superior a los Ángeles--v. 4-14

A. v. 4 Es superior en nombre. Hechos 4:12

B. v. 5 Es superior en su relación con el Padre. Es el Hijo--Sal. 2:7. Los ángeles son creación de Dios.

C. v. 6 Es superior a los ángeles porque son mandados a adorarle 
Apoc. 5:11-12.

D. v. 7 Es superior porque es el Señor. Los ángeles son siervos de Dios

E. v. 8 Es superior porque tiene en trono permanente. Los ángeles no tienen tronos--Sal. 45:6

F. v. 9 Es superior porque fue ungido por Dios y los ángeles no.--Sal. 45:7; Hechos 10:38

G. v. 10-12 Es superior a los ángeles porque es superior a toda la creación. El universo tuvo su principio y tendrá su fin. Cristo es eterno.--Sal. 102:25-27; Heb. 13:8

H. v. 13 Es superior en su posición a la diestra de la majestad, el lugar de honor y poder.--Sal. 110:1

I. v. 14 Es superior porque manda a los ángeles a servir a favor de los salvos. Solamente Dios sabe cuantas veces han sido mandados a ayudarnos.

 

CAPÍTULO DOS DE HEBREOS

 

I. Una Advertencia en cuanto a la Salvación v. 1-4

A. v. 1 "Por tanto"--Recordando la superioridad de Cristo. El mensaje de Cristo merece atención mientras haya oportunidades pueden escurrirse, o deslizarse.

B. v. 2 En Éxodo, donde encontramos la entrega de la ley, no hay ninguna referencia a los ángeles. Sin embargo, hay tres en el N. T. Hechos 7:53; Gál. 3: 19; Heb. 2:2. Entonces la ley fue dada por medio del ministerio de ángeles y Dios exige su cumplimiento Heb. 10:28.

C. v. 3 Si era peligroso desobedecer la ley que fue dada por los ángeles, ¿cuánto más peligroso será desobedecer el evangelio que vino por medio de Jesucristo? No puede esconderse el que rechaza el evangelio. 
Heb. 10:29

D. v. 3-4 "Una Salvación tan grande"

1. Grande porque Cristo mismo la anunció.

2. Grande porque "los que oyeron", o sea, los apóstoles y primeros discípulos confirmaron el mensaje.

3. Grande porque Dios mismo la confirmo con grandes señales. Hechos 19:11

II. Jesucristo el Autor de Nuestra Salvación--v. 5-18

A. v. 5 Los ángeles no dominaron el mundo venidero.

B. v. 6-7 Sal. 8:4-7--El mundo fue puesto en el principio bajo la autoridad del hombre, aunque fue creado "un poco mejor que los ángeles" Gen. 1:26-28

C. v. 8 "pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetos". En la caída, el hombre perdió su dominio completo sobre el mundo. El mundo ahora está bajo el dominio de Satanás. I Jn. 5:19

1. "A aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles". A Jesús. La creación. Su humillación.

2. "Coronado de gloria y de honra". Después de su humillación, fue glorificado. Fil. 2:8-11

3. "A causa del padecimiento de la muerte". Ganó la honra y la gloria por su sacrificio.

4. "gustase la muerte de todos". Fue hecho un poco menor que los ángeles para poder morir por nosotros. Los ángeles no mueren como los hombres.

III. El Autor de nuestra Salvación Sufriendo v. 10-18

A. v. 10 En otras palabras fue apropiado para Dios, el creador y el sustentador de todo, él que iba a salvar muchos, a permitir el sufrimiento de Cristo. "Perfeccionase" Cristo no tenía ninguna imperfección. Fue y es perfecto en todo. No tiene pecado. Se perfeccionó en el sentido de su identificación con el hombre a quien vino a salvar. Sufrió todo lo que el hombre puede sufrir. Se identificó perfectamente con el hombre.

B. v. 11 El que santifica es Cristo y los santificados son los salvos. Son unos con él. Jn. 17:19-22

C. v. 12 No se avergüenza de los suyos. Sal. 22:22

D. v. 13 Es de Isa. 8:17. Es una expresión de fe del Hijo en Dios el Padre.

E. v. 14-15 Para poder destruir a Satanás, Jesús vino a ser uno de nosotros pero sin pecado. Tomó carne y sangre para poder morir. Y así librar a los creyentes en él. II Cor. 5:21

F. v. 16 Cristo no les socorrió para salvar a los ángeles que cayeron en la rebelión de Satanás. Pero todos los hombres que por fe le aceptan, como hizo, Abraham, le salva. Aquí están incluidos los hebreos.

G. v. 17-18 Desde que fue hecho carne y sangre y fue tentado en todo, puede ayudarnos en todos nuestros problemas. Heb. 4:15-16.

 

CAPÍTULO TRES DE HEBREOS

 

I. Cristo como Hijo es Superior a Moisés como Siervo--v. 1-6

A. v. 1

1. "Hermanos santos". Los creyentes en Cristo son santos porque son apartados, separados para Dios. No habla de personas canonizadas por la Iglesia Romana.

2. "Participantes del llamado celestial". Tenemos parte en el llamamiento que:

a) Viene del cielo

b) Invita al cielo

c) Hace celestial el carácter de los que participan de ella.

3. "Considerad"--el objeto de la consideración es Cristo Jesús que es apóstol y sumo sacerdote.

a. Un apóstol es enviado de Dios al hombre con mensaje.

b. Un sacerdote es e: que va del hombre a Dios con mensaje. Cristo ocupa los dos lugares.

B. v. 2 Jesucristo fue y es fiel a la voluntad de Dios. (Núm. 12:7) La casa en cuanto a Moisés se refiere al pueblo de Israel. En cuanto Cristo se refiere a los creyentes. v. 6 y I Ped. 2:5

C. v. 3-6 El arquitecto tiene mayor dignidad que el edificio que construye. Moisés no construyó la casa, nada más fue siervo en ella. (v. 5) Cristo tiene mayor gloria porque él es el constructor y es hijo en la casa y no siervo. v. 6 "si retenemos firme". Los cristianos verdaderos son los que retienen su fe hasta la muerte. Los que nada más hacen una profesión pero no aceptan a Cristo de corazón son los que no siguen fieles. El autor escribió a judíos que tenían la tentación de regresar al judaísmo.

II. Peligros de la Incredulidad--v. 7-19

A. v. 7 "El Espíritu Santo dice..." Entonces el A. T. fue inspirado por Dios porque los siguientes versículos son del A. T. del Salmo 95:7-11.

B. v. 8 Rehusando obedecer la palabra resulta en un corazón duro. (Éx. 7:13 y 8:15). "La provocación" (Éx. 17:7). El pueblo de Israel dudaba que Dios estaba con ellos a pesar de la nube que les guiaba, el maná que caía del cielo para su comida y el milagro de cruzar el mar rojo en tierra seca.

C. v. 9 Vieron por cuarenta años la mano de Dios así con ellos.

D. v. 10 ¡Con razón Dios se disgustó con ellos! El corazón que no cree es extraviado.

E. v. 11 El hombre puede provocar a Dios a ira. Deut. 1:32-36. Es una ira justa.

F. v. 12 Los Israelitas son un mal ejemplo para nosotros. No debemos ser como ellos. Un corazón que no cree es malo. Incredulidad describe como es el corazón. El resultado de no creer es "apartarse del Dios vivo".

G. v. 13 Hay que animar a los pecadores que aceptan a Cristo HOY antes que por el pecado sean completamente engañados. Hay que animar a los salvos a servirle hoy.

H. v. 14 Los verdaderos creyentes son los que perseveran hasta el fin de la vida. Cada persona debe preguntarse a sí mismo, ¿he recibido por fe a Cristo como mi Salvador? II Cor. 13:5

I. v. 15 La salvación es limitada no en cantidad a los que pueden salvarse, sino en cuando. "HOY" No hay mañanas.

J. v. 16-19 No creyendo a Dios causó los otros pecados de Israel y les robó las bendiciones de Dios. Jn. 3:18

 

CAPÍTULO CUATRO DE HEBREOS

 

I. El Descanso del Creyente--v. 1-7

A. v. 1-2 Una Exhortación; Los Israelitas oyeron las buenas nuevas de como entrar en el reposo de la tierra prometida, pero no entraron porque no creyeron. Hoy en día, oímos las buenas nuevas de reposo espiritual, o descanso por nuestras almas, o sea, la salvación, pero para gozar de ella hay que creer, aceptar, o recibir a Cristo. Mt. 11:28-29 y Rom. 5:1

B. v. 3 Los que creen ya tienen paz porque ya son salvos.

C. v. 3-5 El sábado es una ilustración del reposo del creyente. Gén. 2:2 dice que Dios reposó cuando terminó la creación. La obra de la redención fue terminada (Jn. 19:30) por Cristo. Entonces podemos descansar sobre la obra de Cristo. Esto es lo que significa la fe.

D. v. 6-7 Una advertencia. Desobediencia o falta de fe cerró la puerta para los Israelitas. Entonces hoy es el día de salvación antes que se cierra la puerta.

II. El Reposo Eterno del Creyente--v. 8-13

A. v. 8-9 Josué era el que guió al pueblo de Israel a entrar en la tierra prometida, pero por medio de David en Salmos 95:7-8 habla de otro día, o otro reposo. Los creyentes y los Israelitas que creen van a reposar en Cristo por toda la eternidad.

B. v. 10 El reposo espiritual, o sea, la paz en nuestras almas que tenemos ahora, no nos permite reposar de nuestras obras. Ya dejamos de trabajar tratando de ganar la salvación porque no se gana (Tito 3:5), sino que se recibe por fe (Ef. 2:8-9). La misma fe nos hace trabajar en ganar a otros a Cristo. El que dice que tiene fe pero no tiene interés en obedecer al Señor trabajando en la obra no tiene fe (Sant. 2:17-20). Entonces, sí queda otro reposo para el creyente en el futuro.

C. v. 11-13 Otra advertencia a los oyentes. No es suficiente oír la palabra de Dios. Hay que dejarla penetrar la mente y el corazón, y obedecerla. No resista la Palabra de Dios y recuerda que no puede uno esconderse de Dios. (v. 13).

III. Los Creyentes Pueden Disfrutar de Reposo en Sus Almas Mediante la Obra Sacerdocial de Cristo--v. 14-16. 

Estos versículos nos dicen que Cristo ascendió al cielo y que por medio de él tenemos el privilegio de acercarnos a Dios para recibir lo necesario en cualquier circunstancia. Él puede entender nuestros problemas porque fue "tentado en todo".

 

CAPÍTULO CINCO DE HEBREOS

 

I. Cualidades del Sumo Sacerdote--v. 1-4

A. v. 1. El sumo sacerdote fue tomado de entre los hombres para oficiar a favor de los hombres. No debe emplear su oficio para su propio beneficio. Fue el representante de los hombres delante de Dios para ofrecer los sacrificios. Heb. 8:3

B. v. 2-3. "Paciente" con "Los ignorantes" en los asuntos espirituales, y "los extraviados", son los que pecan. Tenían que tener simpatía con los demás porque era hombre pecador como los demás. Heb. 7:27; Lev. 4:3

C. Jesucristo tiene estas cualidades pero sin pecado. Heb. 4:15

 

Atención: [En las notas que tengo, faltan comentarios del versículo 4 hasta el 6. CG]

 

B. v. 7-10 Obediencia

1. v. 7 Hay varias citas en la Biblia que muestran que Jesucristo oraba mucho. Sin duda este versículo hace referencias a su experiencia en el huerto de Getsemaní (Mt. 26:36-39; Lc. 22:39-46). Dice que fue oído por él que podía librar de la muerte. El Diablo trató de matar a Jesucristo en Getsemaní (Mt. 26:38 "triste hasta la muerte") para no dejarle llegar a la cruz. Pero gracias a Dios "fue oído" y unas horas después murió según el plan de Dios--en la cruz.

2. v. 8 "Aunque era Hijo"--era y es el Hijo de Dios, pero ahora en un cuerpo físico. El Dios-hombre. Como Dios sabía todo--como hombre tenía que aprender.

3. v. 9-10 Era perfecto en su obediencia sin pecado. Entonces ganó el derecho de ser autor de eterna salvación.

a. La salvación tiene su origen en él

b. La salvación termina en él (Heb. 12:2) 

c. La salvación es eterna en él

d. La salvación se muestra por nuestras obras
(I Ped. 4:17-19) 

III. Los Hebreos eran Débiles--v. 11-14

A. v. 11 Todavía queda mucho acerca de Cristo como un sacerdote según el orden de Melquisedec como vamos a ver en capítulos más adelante. Lo difícil de explicar depende de los oyentes. Eran incapaces de comprender mucho.

B. v. 12 De este versículo entendemos que los lectores de la carta ya tenían bastante tiempo de escuchar la palabra de Dios, pero todavía eran como niños (I Cor. 3:1-3). Ya hubiesen sido maestros pero todavía eran como principiantes.

C. v. 13 (I Ped. 2:2) El niño que no tiene experiencia o conocimiento, no puede hablar o enseñar a otros.

D. v. 14 En contraste los creyentes deben crecer en las cosas del Señor

 

HEBREOS Capítulo 6

 

Después de reprocharles un poco por ser niños todavía (5:12-13), el autor ahora les exhorta a creer en la fe.

I. Exhortación al Progreso 1-3

A. Los rudimentos de la doctrina de Cristo son:

1. "Arrepentimiento de obras muertas y fe". Todos tienen que empezar aquí para ser cristianos (Hch. 20:21; 27:30; Heb. 11:6). Todo esfuerzo para salvarse a sí mismo es obra muerta. Ef. 2:8-9 

2. "Bautismos e imposición de manos". Uno debe bautizarse pronto después de aceptar a Cristo. La imposición de manos era como símbolo del descanso del Espíritu Santo que uno recibe cuando acepta a Cristo. También era empleado en la curación, bendición y ordenación de sacerdotes en el A. T., y ministros en el N. T.

3. "Resurrección de los muertos y juicio eterno". Hechos 17:31 

B. Todas son doctrinas básicas que se aprenden al comienzo de la profesión cristiana. Uno debe progresar de estas doctrinas a otras, ¡siempre creciendo! 

II. Peligro de la Apostasía - v. 4-8

A. Aquí habla de personas que llegan a la misma puerta de la salvación, pero se vuelven atrás, rechazando a Cristo.

1. "Iluminados". Jn. 1:9 dice que Cristo alumbra a todo hombre--entienden pero no aceptan.

2. "gustaron..." Es una cosa gustar o saborear y es otra cosa comer. Jn. 6:51

3. "Partícipes del Espíritu Santo". Son convencidos de la verdad del evangelio por el Espíritu Santo. Es otra cosa nacer del Espíritu. Jn. 16:8-10

4. v. 4 Habla de una imposibilidad. La renovación de la experiencia cristiana una vez perdida.

5. v. 5 "la buena palabra". Cuantos son que dicen, "me gusta la Biblia" ¡pero no la obedecen! "los poderes..." Milagros de Cristo y sus discípulos.

B. Son como los espías de Cadesbarnea (Deut. 1:19-26) que contemplaron la tierra y tuvieron el fruto de ella en sus manos, sin embargo, volvieron al desierto.

C. Una advertencia. "Es imposible (v. 4)... y recayeron (v. 6)... sean renovados" Sin esperanza.

D. Algunos enseñan que este pasaje enseña que uno puede perder la salvación. Los mismos enseñan que el que pierde su salvación puede recuperarla otra vez. Si fuera cierto (perder la salvación) no sería posible recuperarla porque dice "imposible" v. 4. 

E. Un ejemplo--Jn. 6:66. Llegaron a ser discípulos de Cristo y su Palabra. Dios bendice al corazón que responde con frutos buenos.

F. v. 7-8 Otro ejemplo--Hay dos resultados de la presentación de la Palabra. Dios bendice al corazón que responde con frutos buenos.

III. Evidencias de la Salvación - v. 9-12

A. v. 9 En contraste a los de v. 4-6, el autor tiene confianza en los lectores de su carta que son salvos "Pertenecen a la salvación".

B. v. 10-12 Las evidencias que mostraron.

1. v. 10 Obra y trabajo de amor

2. v. 10 Servicio a los santos--I Jn. 3:14

3. v. 11 Seguridad, constancia

4. v. 12 Fe y paciencia

IV. La Base de Nuestra Seguridad--Dios no Miente--v. 13-20

A. v. 13-16 Dios siendo mayor que todos, confirmó su promesa jurando por sí mismo. La promesa a Abraham se encuentra en Gén. 22:16-18. La promesa fue cumplida en Cristo y Abraham y alcanzó la promesa (v. 15) por fe (Juan 8:56).

B. v. 17-20 La promesa de Dios y el juramento de Dios son las dos cosas inmutables (no pueden ser cambiados). Por ellas tenemos la esperanza de la vida eterna que es como un ancla segura y firme. Dentro del velo--El Lugar Santísimo--símbolo del cielo--Cristo ya esta allí. Entró preparando el camino.

 

HEBREOS CAPÍTULO 7

 

I. Melquisedec--tipo símbolo de Cristo - v. 1-3

A. v. 1 Lea Gén. 14:17-20 y Salmo 110:4. Son las únicas referencias a Melquisedec en el A. T. Fue un sacerdote y rey al mismo tiempo, como es Cristo.

B. v. 2-3 Salem posiblemente era la ciudad que ahora es Jerusalén. Jerusalén será la capital del mundo cuando reina Cristo durante el milenio. El verso 3 nos enseña que Melquisedec no era de la tribu de Leví, del cual eran los sacerdotes (Esd. 2:61-63). Cuando dice que era sin padre, madre, genealogía y que no tenía principio ni fin, quiere decir que no aceptaron que Melquisedec fuera en sacerdote. Es tipo del sacerdote eterno del Señor Jesucristo.

C. I Pd. 2:9 Nosotros también en Cristo tenemos un sacerdocio real.

II. El Sacerdocio de Melquisedec (y de Cristo) superior al de Aarón. v. 4-10 v. 4-10 los diezmos

A. v. 4 Abraham, el padre de la raza de los Israelitas, aceptando como superior a cualquier otro Israelita, dio el 10 por ciento de todo (v. 2) a Melquisedec. Entonces Melquisedec es más grande que Abraham y Aarón el primer sacerdote de los Levitas.

B. v. 5 Los Levitas tomaron los diezmos del pueblo también por mandamiento. Melquisedec los recibió sin la ley y antes de la ley.

C. v. 6 Los Levitas recibían los diezmos de su propia raza. Melquisedec no tenía ningún parentesco con Abraham.

D. v. 7 Bendijo a Abraham, entonces es superior.

E. v. 8 La falta de referencia a la muerte de Melquisedec nos enseña la superioridad del sacerdote de Melquisedec, y de Cristo porque es del mismo orden.

F. v. 9-10 Leví, el padre de la tribu de sacerdotes, fue del linaje de Abraham, quien pagó el diezmo a Melquisedec. Esto demuestra la inferioridad de Abraham, quien pagó el diezmo a Melquisedec. El diezmo siempre ha sido la base del plan de Dios para sostener su obra.

III. Las Imperfecciones del Sacerdote Levítico Hacían Necesario el Sacerdote Perfecto de Cristo según el Orden de Melquisedec. v. 11-22

A. Vemos que el orden del sacerdote levítico y la ley que fue establecido fueron temporales porque no trajeron la perfección.

B. Jesucristo no era Levita, sino de la tribu de Judá, entonces no pudo ser sacerdote según el orden de Leví.

C. Fue hecho sacerdote por el mandamiento y juramento de Dios
(v. 17 y 21). 

IV. El Sacerdote de Cristo no Cambia v. 23-28

A. v. 23-25 Los descendientes de Aarón murieron como el mismo Aarón, el primer sumo sacerdote en Israel. En cambio el sacerdote del orden de Melquisedec que recibió Cristo no cambia porque Cristo, el sacerdote, no muere. El resultado es la salvación perpetua, o eterna, hasta lo sumo para los que vienen al Padre por él (Jn. 14:6), porque él intercede por ellos (Rom. 8:34-39).

B. v. 26-28 Se presentan aquí algunas de las cualidades de Cristo. En v. 26 tenemos las cualidades morales. En v. 27 encontramos las cualidades oficiales. No teniendo pecado propio pudo ofrecerse a sí mismo una vez en la cruz por nuestros pecados.

 

HEBREOS Capítulo 8

 

I. Jesús, el Sacerdote del Verdadero Tabernáculo v. 1-5

A. v. 1 "a la diestra" - el lugar de honra y autoridad.

B. v. 2 "el verdadero tabernáculo" en el cielo mismo donde está el trono de Dios--no es el tabernáculo que levantó Moisés.

C. v. 3 Así como el sumo sacerdote llevaba adentro del lugar santísimo la sangre de animales, del mismo modo Jesús entró en el cielo para hacer la expiación de nuestros pecados con su propia sangre (Heb. 9:12). 

D. v.  4 Jesús no sería reconocido por la ley como un sacerdote con derecho de actuar en el templo.

E. v. 5 Los sacerdotes levíticos servían en un tabernáculo que fue una copia del original, y pues, era en todo sentido inferior a él, como la sombra es inferior al objeto que la arroja.

II. Jesús es Ministro de un Mejor Pacto v. 6-13

A. v. 6 Notamos que Jesús tiene mejor ministerio porque trae un mejor pacto, y este es mejor porque se establece sobre mejores promesas.

B. Los dos pactos v. 7-13

1. v. 7 El primer pacto fue débil, no en sí, pero en la debilidad del hombre (Rom. 8:3; Hechos 15:10). Los hombres no podían cumplir la ley o el primer pacto aunque dijeron que lo iban a hacer (Ex. 19:3-8).

2. v. 8-12 citados de Jeremías 31:31-34

a. v. 8-9 El nuevo pacto fue necesario porque "ellos no permanecieron en mi pacto" (v. 9) El primer pacto no les daba a los israelitas la fuerza moral para el cumplimiento del mismo.

b. v. 10-12 El pacto nuevo pertenece a "la casa de Israel". 

(1) ¿Cuándo? Será el resultado de la obra redentora y sacerdocial de Jesucristo. Entendemos que se refiere al tiempo del reino de Cristo aquí en la tierra, que será después de los días de la tribulación.

(2) ¿Cómo será el pacto? Is. 11:9. Notan que este pacto es incondicional para Israel; es decir, Dios no pone condiciones, como en el primero, sino promesas. Lea v. 10-12. No les dará las leyes en tablas de piedra, sino en la mente y el corazón.

3. v. 13 el hombre se envejece y desaparece del mundo en la muerte. Del mismo modo el antiguo pacto de la ley, habiéndose envejecido desaparece. El libro de Hebreos fue escrito un poco antes de la destrucción de Jerusalén y el templo (donde practicaban los ritos de la ley) en el año 70 D. C. Con eso quedó enterrado la ley que los judíos seguían practicando aunque realmente murió Cristo.

 

HEBREOS Capítulo 9 

 

I. Descripción del Antiguo Santuario v. 1-5

A. v. 1-2 "La Primera parte--el Lugar Santo". El tabernáculo tenía un patio alrededor. El tabernáculo en sí era como una tienda de campaña (carpa) dividida en dos partes. Entrando por la puerta era entrar en el lugar santo.

1. El candelero Éx. 25:31-40

a. Cristo es la luz Jn. 8:12; Jn. 1:9

b. Los cristianos Mt. 5:14

c. La iglesia Apoc. 1:20 Es símbolo de Cristo alumbrando por medio de los cristianos y la iglesia.

2. La mesa de los panes.

a. El pan es un símbolo de Cristo el Pan de Vida Jn. 6:35 

b. La mesa es un símbolo de comunión con Dios por medio de Cristo Éxodo 25:23-30 

B. v. 3-5 Un velo dividía el Lugar Santo del Lugar Santísimo.

1. Incensario de Oro Símbolo de Cristo nuestro intercesor
Heb. 7:25; Apoc. 8:3-4

2. El Arco del Pacto era una caja de madera fina cubierta de oro--adentro estaba: 

a. Una urna de oro con el maná - Jn. 6:31-35; 
Éx. 16:33-34 

b. La vara de Aarón--Cristo resucitado
Núm. 17:10 

c. "Las tablas" de Moisés con la ley o pacto
Éx. 40:30 

d. v. 5 El Propiciatorio--era la cubierta del arca. Las figuras de los querubines lo cubrían con sus alas. Éx. 25:18-22 

II. Los Cultos del Santuario v. 6-10

A. v. 6 Todos los días del año entraban los sacerdotes comunes en el Lugar Santo para ministrar.

B. v. 7-8 Pero nunca podían estos sacerdotes pasar al Lugar Santísimo. El Sumo Sacerdote (un tipo de Cristo) ministraba allí una vez al año (Éx. 30:10) rociando la sangre sobre el propiciatorio. De allí Dios se comunicaba con el Sumo Sacerdote. Cuando el publicano oraba (Lc. 18:13) estaba pidiendo misericordia por medio de la sangre rociado en el propiciatorio. Mientras el velo cubría el Lugar Santísimo, no hubo entrada directamente en la presencia de Dios. Cuando Cristo murió el velo del templo entre el Lugar Santo y el Lugar Santísimo "se rasgó en dos" (Mc. 15:28) indicando que el camino verdadero al Lugar Santísimo, en el cielo está abierto.

C. v. 9-10 Lo que hicieron bajo la ley, los sacrificios, etc., no dejaba la conciencia perfectamente libre del peso de la culpa del pecado.

III. La Obra de Cristo es Superior v. 11-15

A. v. 11-12 Cristo, siendo el perfecto sacrificio y el sacerdote perfecto, sólo tuvo que ofrecerse a sí mismo una vez. No tuvo que hacerlo cada año como los judíos, ni cada domingo como lo hacen en la Iglesia Romana. Entonces nuestra salvación es eterna.

B. v. 13 "Santifican para la purificación de la carne". Esto era para quitar la inmundicia ceremonial, lo que podía venir de muchas cosa. Ejemplos: 

1. Tocar un muerto - Núm. 19:11-30

2. Entrar donde estaba un cadáver - Núm. 19:14

3. Tocar un hueso o sepulcro - Núm. 19:18

C. Lo que los sacrificios no pudieron hacer, Cristo hizo. Tenemos una conciencia limpia delante de Dios. Rom. 8:1; 5:1 

IV. El Derramamiento de Sangre en los Dos Pactos v. 15-22

A. v. 15 "Por eso" se refiere a la superior eficacia de la sangre de Cristo, mencionada en v. 13 y 14. Por esa superioridad es mediador del nuevo pacto. El propósito de Cristo como mediador fue de morir "para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto". Quiere decir que la influencia de la muerte de Cristo fue retroactiva para perdonar los pecados de los que vivían bajo el Antiguo Pacto. Cristo tenía que morir para que recibieran el perdón de sus pecados.

B. v. 16-17 Un testamento no tiene validez hasta después de la muerte del testador.

C. v. 18 (Éxodo 24:6-8)

D. v. 19-22a El sistema Levítico, con unas pocas excepciones, tenía como su principio básico el de la purificación con sangre.

E. v. 22b (Lev. 17:11) La remisión, o el perdón del pecado se efectuó por el derramamiento de la sangre de Cristo - Ef. 1:7; Col. 1:20 

V. El Contraste Entre la Obra de Cristo y la del sacerdote Levítico v. 23-28

A. v. 23 "Las figuras de las cosas celestiales" se tratan del tabernáculo (8:5). Fueron purificados con mejores sacrificios--El sufrimiento y la muerte de Cristo. Este versículo nos enseña que la sangre de Cristo limpio aun el récord de nuestros pecados en el cielo.

B. v. 24 El sacerdote levítico ministraba en el "santuario hecho de manos" o sea, el tabernáculo que Moisés levantó. Cristo ministra en el mismo cielo.

C. v. 25 El Sumo sacerdote levítico una vez al año entraba en el lugar santísimo con la sangre, mientras Cristo tuvo que entrar en el cielo una sola vez.

D. v. 26 Los sacerdotes ofrecían muchos sacrificios; Cristo solamente uno.

E. v. 27-28 Los hombres mueren "una sola vez" como "Cristo fue ofrecido una sola vez". Después de la muerte viene el juicio, pero no dice cuando. "Para llevar los pecados de muchos" se refiere a los que por fe le aceptan. "Aparecerá por segunda vez" su segunda venida.

 

HEBREOS Capítulo 10

 

I. La Insuficiencia de la Ley v. 1-4

A. v. 1 (Heb. 9:9) La continua repetición de los sacrificios era una confesión de su propia importancia.

B. v. 2 "No tendrían más conciencia de pecado". Significa que ya no se siente la carga o la culpa del pecado. Esta libertad absoluta de la conciencia del pecado vino por Jesucristo.

C. v. 3-4 "sacrificios cada año" se refiere al día de la expiación cuando el sumo sacerdote entró en el lugar santísimo (7:6-7). La sangre en aquellos sacrificios no quitaba el pecado. Por medio de ellos el judío expresaba su reconocimiento de que era pecador y su fe en que iba a venir el Salvador y que él sí iba a quitar el pecado. Entonces Dios pasó por alto los pecados pasados (Rom. 3:25). Pero este tenía que repetirse cada año hasta la muerte de Cristo en la cruz.

II. El Sacrificio Voluntario de Jesucristo v. 5-10. 

Salmos 40:6-8 es citado en estos versos como profecía de Cristo.

A. v. 5 El humano había pecado, entonces requería un humano para quitar el pecado. Dios el Hijo, entró en el mundo tomando el cuerpo humano preparado para él para sacrificarlo en la cruz para quitar nuestros pecados.

B. v. 6 Como tipos y símbolos, los sacrificios valían mucho pero no agradaron al Padre en cuanto al pecado, porque no lo pudieron quitar.

C. v. 7 La voluntad de Dios fue el sacrificio del cuerpo de Cristo (v. 10). Fue profetizado en el libro, o sea, el Antiguo Testamento.

D. v. 8-10 Otra vez es dicho que la ley y las cosas de la ley no pueden agradar a Dios en cuanto al pecado. Entonces se quitó la ley para que por medio de la ofrenda del cuerpo de Jesucristo, el hombre pudiera ser santificado. Quiere decir "hecho santo" delante de Dios.

III. La Obra Perfecta de Jesucristo v. 11-18

A. v. 11-12 Lo que los millares de sacrificios no podían hacer, Cristo hizo con ofrecerse en la cruz una vez para siempre. (I Pd. 3:18; Jn. 1:29).

B. v. 12-14 "... se ha sentado". En contraste con los sacerdotes del Antiguo Testamento, no había sillas en el tabernáculo. Siempre estaban de pie porque su trabajo nunca terminaba. Cristo pudo sentarse porque "hizo perfectos para siempre", a los salvos con su única y suficiente ofrenda de sí mismo.

C. v. 15-18 Los pecados quitados.

1. v. 15 El A.T. fue inspirado por el Espíritu Santo.

2. v. 16-17 Jeremías 31:33-34 son citados aquí. El punto principal es "nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones". Es el resultado del perfecto sacrificio de Cristo.

3. v. 18 Donde los pecados son quitados no hay necesidad de ofrendas por el pecado. En eso se equivocan en la misa. Dicen que cada misa es Cristo sacrificado otra vez.

IV. Exhortación a Usar el Libre Acceso a Dios v. 19-25

A. v. 19-20 Todo cristiano ya tiene lo siguiente:

1. "Entrada... en el lugar santísimo". v. 19-20

a. No está hablando del Lugar Santísimo del tabernáculo de Moisés, sino del cielo mismo. 9:12 y 24 

b. En el futuro entraremos en persona, pero ahora entramos por fe para adorar a Dios y tener comunión con él.

c. Tenemos libre acceso a la presencia de Dios por:

(1) "la sangre de Jesucristo" 
(Heb. 9:12).

(2) "Por el camino nuevo" que es Cristo en contraste con el camino del sacerdote de la ley por el velo una vez al año. El camino esta abierto todo el tiempo.

(3) Por el camino "vivo" que es Cristo porque él vive (Jn. 14:6). 

(4) "el velo" (Heb. 9:7-8, Mc. 15:38) con el velo roto Dios no está escondido, ni el hombre excluido. El velo roto representaba a Cristo crucificado.

A. "Un Gran Sacerdote... v. 21 (Heb. 3:6; 4:14)

B. v. 22-25 Todo cristiano debe cumplir con lo siguiente:

1. "acerquémonos" (v. 22) al lugar santísimo, el trono de Dios, constantemente con: 

a. "corazón sincero" sin hipocresía y fingimiento.

b. "fe" certidumbre, confianza.

c. "corazones" (I Jn. 3:21-22) purificados de mala conciencia.

d. "lavados los cuerpos" Jn. 17:17

2. "Mantengamos firmes... la profesión" (v. 23) inmovibles (Apoc. 3:11). Dios sí es firme en sus promesas.

3. v. 24 "consideremos" no para criticar pero al contrario.

4. v. 25 El abandono por costumbre de los cultos en la iglesia trae enfriamiento espiritual. Los de la primera iglesia en Jerusalén estaban ocupados en cultos todos los días. ¿Por qué algunos de hoy en día no pueden asistir tres veces a la semana? "Aquel día" se refiere a la segunda venida de Cristo (Sal. 122:1) 

V. Advertencia a los que no Quieren Aceptar v. 26-31

A. v. 26-27 Pecado voluntario y continuo después de saber la verdad de la salvación en Cristo Jesús trae juicio. Los sacrificios de la ley han sido abolidos. Entonces rechazando el sacrificio de Cristo, ya no queda sacrificio para los pecados.

B. v. 28 (Núm. 15:21 y Deut. 17:6-7)

C. v. 29 Rechazar a Cristo es despreciarlo. Es contar su preciosa sangre como cualquiera, y menospreciar la obra del Espíritu Santo. Con razón merecen mayor castigo. (Jn. 3:36; Apoc. 21:8) 

D. v. 30-31 Deut. 32:35. Dios tratará a los incrédulos como enemigos. Dios es justo en castigar a los que rechazan a Cristo.

VI. Las Pruebas ya Sufridas son Motivos para Seguir Fieles v. 32-39

A. v. 32-36 Rom. 8:18; Sant. 1:2-3

B. v. 37 Poniendo su esperanza en el Cristo que pronto vendrá puede aguantar las pruebas. Sant. 5:7-8.

C. v. 38-39 El justo, que es el que ha sido justificado, aceptando al Señor como su Salvador por fe, también debe vivir día tras día por fe.

 

HEBREOS Capítulo 11 

 

Introducción: Heb. 10:38 nos dice que "mas el justo vivirá por la fe" quiere decir que el hombre que es justo porque ha aceptado por fe al Señor Jesucristo como su Salvador debe seguir viviendo y sirviendo al Señor por fe. El capítulo once muestra muchos ejemplos de personas que vivían por fe. Son ejemplos para nosotros.

I. La Naturaleza de la Fe v. 1-3

A. En estos versículos tenemos una descripción de algunos aspectos de la fe. No es una definición. La fe es como el amor, hay que experimentarla para poder saber lo que es.

B. v. 1-2 La fe no es una mera esperanza, sino la certeza de que existe lo esperado y lo que no se ve.

C. v. 3 Para el hombre de fe, la creación no es un problema, aunque los hombres sabios del mundo están todavía buscando de donde vino todo. Todo el universo resultó de lo invisible. ¿La explicación? Gén. 1:1; 
II Ped. 3:5. 

II. Los Antiguos que Alcanzaron Buen Testimonio por su Fe Antes del Diluvio v. 4-7 

A. Abel v. 4 (Gén. 4:1-5)

1. Es de creerse que el hombre al salir de Edén, recibió instrucciones en cuanto a los sacrificios que serían aceptables a Dios. (Rom. 10:17) "Así que la fe es por el oír". Abel y Caín oyeron.

2. Abel creyó pero Caín no puso atención. Abel ofreció el cordero, una ofrenda de sangre, que tipificó a Cristo (Jn. 1:29). Dios, probablemente por fuego (Juec. 6:18-21) dio testimonio que había aceptado la ofrenda de Abel. La fe se muestra por obediencia (Sant. 2:18). Caín ofreció una ofrenda sin sangre, que fue rechazada.

B. Enoc v. 5-6 (Gén. 22-24)

1. Enoc agradó a Dios por fe y fue trasladado de esta vida hasta el más allá sin experimentar la muerte. Así pasará con todos los cristianos que están vivos en la venida de Cristo
(I Cor. 15:51-52). Los cristianos, aunque muertos, triunfarán sobre la muerte por la fe (Jn. 11:25).

2. v. 6 Si no cree que Dios existe, no lo va a buscar, y si no lo busca, no lo va a encontrar. "Buscar" para los cristianos, quiere decir que le deben buscar constantemente, todos los días, para tener comunión con él.

C. Noé v. 7 (Gén. 6:13-14, 22)

1. Por fe, Noé escapó el juicio de Dios sobre el mundo
(Jn. 3:18; 5:24; Rom. 8:1)

2. Dios dijo a Noé del diluvio y le mandó a construir el arca (el cual era un barco muy grande). Su obediencia mostró su fe.

3. "Y por esa fe condenó al mundo". La fe de Noé puso en claro la falta de fe de parte del mundo. Noé les predicó
(II Ped. 2:5) pero no aceptaron. La falta de fe de parte del mundo trajo la condenación.

4. "Heredero de la justicia" Por fe somos justificados delante de Dios. Rom. 4:5 

III. La Fe de Abraham y Su Familia v. 8-22

A. Abraham v. 8-10

1. Josué 24:2 nos dice que el padre de Abraham era idólatra, sirviendo a dioses extraños. En alguna forma Dios reveló a Abraham y le dijo "vete de tu tierra y de tu parentela..." 
Gen. 12:1. Abraham "¡salió sin saber a donde iba!" (v. 8) Entendió la voluntad de Dios y obedeció. ¡Se marchó!

2. v. 9-10 Dios le prometió una tierra (Gén. 12:1). Llegó a aquella tierra y vivió allí, pero en toda su vida solamente tomó posesión de una porción pequeña. La compró para enterrar a su esposa (Gén. 23:16-20). La única cosa que Abraham edificó en la tierra prometida fue un altar para adorar a Dios. No edificó casas, sino vivió en tiendas, porque sabía que estaba allí provisionalmente. Esperaba su hogar permanente, o sea, la Nueva Jerusalén (Apoc. 21:10-11). Es la única ciudad cuyo arquitecto y constructor es Dios (v. 10). 

B. v. 11-12--El nacimiento de Isaac fue por fe.

1. Sara era estéril, y ya había pasado la época de su vida cuando podía haber dado luz. ¡Tenía noventa años cuando le nació su primogénito! ¿Cómo? Dios le prometió el hijo y ella en el principio no creyó (Gén. 18:12-15) pero después sí y aunque pasaron muchos años siguió creyendo "que era fiel quien lo había prometido" (v. 11). 

2. v. 12--Abraham tenía 99 años cuando nació Isaac. (Gen. 15:5-6; 22:17 y Rom. 4:18-22) Dios cumplió al pie de la letra la promesa, porque Abraham tuvo fe.

C. v. 13-16--Resumen de la fe de los Patriarcas

1. v. 13 "Murieron sin haber recibido lo prometido". Recibieron muchas promesas, pero el mejor fue la promesa del Salvador. Sin él no habría esperanza del cielo. Lo prometido que no alcanzaron ver era la venida del Señor (Lucas 10:23-24). Lo vieron por fe (Jn. 8:58). No con sus ojos.

2. v. 14 No conocieron la tierra como patria.

3. v. 15 Abraham tuvo oportunidad de regresar a Ur de los Caldeos. 4. v. 16 ¿Se avergüenza Dios de ser llamado "Dios" por nosotros? 

D. v. 17-19 Abraham ofrece a Isaac. He aquí la prueba suprema de la fe de Abraham. Puede leer la historia en Gén. 22.

1. Dios había dicho a Abraham que por medio de Isaac iba a venir su descendencia, incluyendo el Cristo, (Gén. 21:12; Gál. 3:16) el Salvador.

2. Dios ahora manda a Abraham a sacrificarlo. Esto parece anular la promesa--el matar a Isaac.

3. Pero la fe de Abraham venció este obstáculo. Sabía aun muriendo Isaac todavía que Dios podría cumplir su promesa resucitando a Isaac de entre los muertos. En su corazón Isaac ya estaba muerto porque obedeció hasta levantar el cuchillo para matarlo cuando Dios le paró. Dios le dio un carnero en su lugar (Sant. 2:21-23).

E. Isaac, Jacob, y José v. 20-22. Estos hombres también fueron grandes ejemplos de la fe.

IV. La fe de Moisés v. 23-29

A. La Fe de los padres de Moisés v. 23

1. El orden de Faraón (Éx. 1:22). "Echan al río todo hijo que nazca".

                    2. Los padres de Moisés desobedecieron. (Éx. 2:1-2) 

3. Su fe en el Señor les dio valor y no temieron el decreto del rey". (v. 23) y así dieron al pueblo de Israel el que le salvó a Egipto.

4. La fe de los padres en el Señor tiene mucho que ver con los hijos. Teniendo el ejemplo de sus padres, Moisés creció hasta ser un gran hombre y siervo del Señor.

B. La fe de Moisés v. 24-27

1. v. 24 Moisés fue criado como hijo adoptivo de la hija de Faraón, y posiblemente iba a ser el rey, o sea, el Faraón de Egipto (Éx. 2:3-10). Hec. 7:20-27. 

2. v. 24 "Hecho ya grande" 40 años (Hec. 7:23) "Rehusó..." Pues antes de defender al Israelita y matar al egipcio (Éx. 2:11-12) había tomado la decisión de ser israelita y no egipcio. Ya sabia que el propósito de Dios para su vida era de librar el pueblo de Israel de la esclavitud (Hec. 7:25).

3. v. 25-26 Prefería ser esclavo que ser miembro de la familia real con todas sus ventajas. Eran ventajas temporales. Su fe en Cristo le permitió ver que era mejor sufrir por Cristo que gozarse de los placeres de este mundo. El galardón era la recompensa del cielo.

4. v. 27 Por haber matado al egipcio tuvo que huir de Egipto. Pero 40 años después regresó como el caudillo del pueblo de Israel. Se presentó delante de Faraón sin miedo (Éx. 10:28-29). 

C. La fe de los Israelitas y Moisés v. 28-29

1. v. 28 La Pascua (Éx. 12:1-13) Era cuando rociaban la sangre del cordero en el marco de la puerta de cada casa para proteger el primogénito del hogar de la muerte. Se celebró por fe porque lo hicieron antes de pasar el ángel de la muerte.

2. v. 29 "Pasaron el mar Rojo" (Éx. 14). Vemos la diferencia entre la fe y la presunción. Los Israelitas pasaron porque Dios les ordenó pasar (Éx. 14:15). Ellos, obedeciendo, encontraron que Dios les abrió paso. Al contrario, los egipcios lo atentaron porque vieron a los israelitas pasar. No estaban obedeciendo a Dios y murieron. La fe se muestra en la obediencia del cristiano.

V. La Fe de los Israelitas Ante Jericó v. 30 

(Pueden leer de la conquista de Jericó en Josué 6). "La esencia de la fe consiste en recibir lo que Dios ha revelado". Dios reveló que para conquistar a Jericó tenían que rodearla como él decía. Para el hombre carnal parece ridículo. Pero ellos creyeron lo que Dios les ordenó, ¡y rodearon la ciudad en obediencia y los muros cayeron!

VI. v. 31--La Fe de Rahab en Jericó 

(Lea Josué 2 y 6:24). Rahab no era israelita. Era una vil pecadora. Pero su fe en el Dios verdadero la protegió del juicio de Dios. Por fe escapamos nosotros también. Rahab tenía el honor de ser una de los antepasados del Señor Jesucristo (Mt. 1:5). Todo porque creyó lo que oyó de Dios. Los otros habitantes eran desobedientes a lo que oyeron y perecieron.

VII. Resumen de Otros Héroes de la Fe v. 32-40

A. Los que se mencionan en v. 32 y miles de otros, a través de los siglos han manifestado su fe en muchas maneras como vemos en los v. 33-38. Ciertamente el mundo incrédulo no era digno de ellos, ni merecía su presencia.

B. v. 39-40 Conclusión

1. v. 39 Murieron sin haber visto lo prometido, o sea, el Mesías, el Cristo, el Salvador.

2. v. 40 La "cosa mejor para nosotros" es lo que ellos vieron por fe, nosotros lo vemos como cosa ya efectuada en realidad. Cristo ya ha venido. Debe ser mucho más fácil para creer en el Señor como Salvador ahora que en aquellos tiempos. "No fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros". Los creyentes del tiempo antes de Cristo se representan como esperando en gloria la llegada de los creyentes de los tiempos después de Cristo para que todos juntos alcancen la consumación de sus más altas esperanzas.

Conclusión: La fe de ellos puede servir como ejemplo para nosotros. ¡Pero no puede salvarnos! Uno mismo tiene que recibir a Cristo.

 

HEBREOS Capítulo 12 

 

I. La Carrera Espiritual v. 1-3

A. v. 1 Corriendo

1. "Por tanto..." En vista de todo lo dicho en capítulo once.

2. "Nosotros también". Los creyentes así como los grandes hombres de la fe.

3. "Testigos". Tres sentidos o grupos.

a. Las vidas de los antiguos servían como testigos que hay victoria por medio de la fe.

b. Posiblemente quiere decir que ellos nos están observando ahora.

c. La vida cristiana es pública. Todos nos están observando.

4. "Despojémonos de..."

a. "todo peso" (I Pd. 5:7) "ansiedad" o cualquier cosa que nos estorba.

b. "Pecado". Es natural para la carne pecar. 
Rom. 6:13 

5. "corramos" (I Cor. 9:24-27). La vida cristiana es una carrera en que todos pueden sacar el premio. No corremos unos contra otros, sino para hacer la voluntad de Dios en nuestras vidas. Corremos contra Satanás, la carne y el mundo.

B. v. 2 La Meta

1. La meta--"Jesús". Quitando la vista de todo lo demás, y fijándonos en el "autor" (Principiador) y "consumador de la fe" (el que perfecciona la fe). Cristo es el único que ha vivido en este mundo con una fe perfecta. Entonces podemos seguirle con confianza.

2. "Por el gozo". Por fe Cristo pudo ver la recompensa de su obra. Por esta razón fue a la cruz, sufrió la vergüenza y salió victorioso, sentado a la diestra del Padre (Apoc. 3:21).

C. v. 3 Cristo no solamente es el blanco o meta del corredor, pero considerándole, encontramos estimuló y ánimo para correr.

II. La Disciplina y el Sufrimiento son para Nuestro Bien v. 4 -13

A. v. 4 No hemos derramado sangre como Cristo y muchos héroes de la fe han hecho. ¿Sería que no hemos luchado suficiente contra el pecado?

B. v. 5-6 Somos olvidadizos de que Dios nos castiga en amor, y no en ira (Deut. 8:5; Prov. 3:11-12). ¡Él nos corrige porque nos ama!

C. v. 7-10 Todos los hijos verdaderos de Dios reciben disciplina. Si no recibe disciplina es bastardo; es decir, no es hijo verdadero. No tiene derechos. No debemos rechazar la disciplina. Es por nuestro bien, como cuando el padre disciplina a sus hijos (Prov. 13:24; 23:13-14). Es para que seamos mejores.

D. v. 11 Dios desea "fruto" de nuestras vidas. El fruto es una vida santa, separada del mundo y consagrada al Señor.

E. v. 12-13 Ánimo

1. v. 12 Volviendo a pensar en el atleta, uno no puede correr bien con "las manos caídas" o "las rodillas paralizadas".

2. v. 13 Corriendo bien nosotros, podemos animar a otros, y ayudarles a que no sean cojos espiritualmente. (Gál. 6:1-2)

 

HEBREOS Capítulo 13 

 

Vs. 1 - Debe ser amor fraternal. Puede ver esta tema por medio del N.T. Rom. 12:9; 13:9; I Tes. 3:12; I Ped. 1:22; Jn. 15:12; I Jn. 4:7-21. Es tan importante que el Señor dijo: "En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros". Juan 13:35. 

Vs. 2 - Debe haber hospitalidad. Algunos ángeles secretamente visitaron a ellos. Por razón de la persecución era importante ayudar los que estaban necesitados. No importa el peligro o lo que dice los vecinos. Rom. 12:13; Tito 1:8; I Ped. 4:9. 

Vs. 3 - Debe haber compasión. Piensa de otros que tal vez están experimentando más pruebas o persecuciones que uno. "Acordaos" creo que significa orar por ellos y ayudarles en todo que puede. Rom. 12:15; 15:1; Gál. 6:2; I Ped. 3:8. 

Vs. 4 - Debe haber pureza. Está diciendo plenamente que todo sexo afuera del matrimonio y antes del matrimonio no agrada a Dios. Dios juzgará aquellos que son desobedientes en este sentido. El pueblo de Dios debe ser como José. 
Gén. 39:1-10. 

Vs. 5 - El creyente debe ser contento. Dios ha dado muchos avisos acerca de este pecado. Éx. 20:17; Lu. 12:15; Efe. 5:3; Col. 3:5. El creyente que muestra acción de gracias por lo que tiene será contento. I Tes. 5:18; Prov. 15:16; Fil. 4:11; I Tim. 6:6-8. 

Vs. 6 - Debe haber confianza. Ellos necesitaban estas palabras por razón de la persecución.

Vs. 7 - Dios siempre ha tenido líderes espirituales para su pueblo.

1. Habla de los pastores que predican la palabra de Dios.

2. Habla de los pastores que son ejemplos de la fe.

3. Habla de los pastores en cuanto a su manera de vivir

Vs. 8 - Con el mensaje de Hebreos vemos que Cristo es el Salvador glorioso,  
todopoderoso y todo suficiente para siempre.

1. Todavía es todo poderoso (Heb. 1:2)

2. Todavía es omnisciente (Jn. 21:17)

3. Todavía es todo suficiente (Heb. 7:24-27)

4. Todavía puede salvar (Heb. 7:25)

5. Todavía puede guardar (Heb. 7:24; 9:28; 10:12-14)  

Vs. 9 - Hay que ser estable en la doctrina. No eran así.

Vs. 10 - Nuestro altar es mejor que el del A. T.

Vs. 11, 12 - Nos dice que el sacrificio de Jesús mismo cumplió la figura o sombra del A. T. Heb. 10:12-14. 

Vs. 13, 14 - Los creyentes hebreos y nosotros debemos identificarnos con el Salvador y sufrir si es necesario para él. Hec. 9:15, 16; I Tim. 4:10; I Ped. 4:14. 

Vs. 15 - Debe haber sacrificio de alabanzas a Dios que resulta en el fruto de labios que habla del testimonio. I Ped. 2:9; II Cor. 4:13; I Ped. 3:15. 

Vs. 16 - Está hablando de dar y ayudar. Hechos 20:35 

Vs. 17 - Vemos un espíritu de sumisión a la autoridad espiritual. Debemos seguirles porque velan por nuestras almas.

Note algunos pasajes acerca de la sumisión a las autoridades: I Tes. 5:12, 13; I Tim. 5:17; I Ped. 5:1-3. La Biblia nos enseña que debemos ser sujetos a: 

1. Dios y su voluntad - Sant. 4:7; Mat. 6:10; 26:39; Rom. 6:13.

2. La autoridad de la iglesia - Mat. 18:17, 18.

3. Unos a los otros - Efe. 5:21; I Ped. 5:5.

4. a los líderes espirituales - Vs. 7 y 17. 

Vs. 18, 19 - petición de oración.

Vs. 20 - Está recordándoles del poder de Dios en la resurrección de Cristo. También la importancia de Cristo como el gran pastor que debemos seguir como ovejas.

Vs. 21 - Este es su deseo para los Hebreos y nosotros también. Quiere que el Señor obre en ellos. Fil. 2:13. 

Vs. 22 - La exhortación no significa nada si no es obedecido.

Vs. 23 - Tal vez está hablando de salir de la prisión. Si es así tiene planes de visitarles cuando esté libre.

Vs. 24 - Los saludes de Pablo y los hermanos de Italia.

Vs. 25 - La bendición apostólica. Rom. 16:20; I Cor. 16:23; II Cor. 13:14; Gál. 6:18; Efe. 6:24.


Regreso a LITERATURA BAUTISTA