El "Evangelio" de Prosperidad Financiera

 

Por Calvin George

 

"No es la voluntad de Dios que un cristiano sea pobre"

 

¿Ha oído esto alguna vez? Quizás esa aseveración suene como música a sus oídos, o aún parezca bíblico. Cada vez se está oyendo más promesas de riquezas de parte de evangelistas en la radio y la televisión. Se están aprovechando de la codicia de la gente para atraer a más seguidores. Veamos lo que nos indica la Biblia, con comentarios mínimos:

 

• La riqueza, cuando obtenido legítimamente y con la condición que no permitimos que nos aparte de Dios, no es pecaminoso. Es una bendición extra de Dios.


Ejemplos de cristianos ricos en la Biblia incluirían: Abraham; (Gen. 13:2; 24:35) Salomón; (1 Reyes 10:23) Ezequías; (2 Reyes 20:12-18) Job; (Job 1:3) y José de Arimatea (Mat. 27:57).

La bendición de Jehová es la que enriquece… Prov. 10:22

He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo bueno es comer y beber, y gozar uno del bien de todo su trabajo con que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida que Dios le ha dado; porque esta es su parte. Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios. Ecl. 5:18-19


• Dios se complace en bendecir a sus hijos, aunque no siempre consiste en abundancia de riquezas terrenales.


El hombre de verdad tendrá muchas bendiciones… Prov. 28:20

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros. Ef. 3:20


• Servir a Dios con la esperanza de riquezas terrenales no es un motivo honorable. Lo que debe motivarnos es el amor.


Porque el amor de Cristo nos constriñe… 2 Cor. 5:14

Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Deut. 6:5


• Los que creen en el evangelio de prosperidad son más propensos a pensar que Dios le dará riquezas por medio de los casinos, la lotería, o juegos de azar. Buscar enriquecerse de tal manera no es bíblico.


…El que se apresura a enriquecerse no será sin culpa… Prov. 28:20

Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero 1 Tim. 6:8-10

No te afanes por hacerte rico; Sé prudente, y desiste. ¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas como alas de águila, y volarán al cielo. Prov. 23:4-5

No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. Mat. 6:19-21


• Muchos predicadores del evangelio de la prosperidad tuercen los términos como "prosperidad", "abundancia" y "bendición" en la Biblia para que sus seguidores crean que se refieren mayormente o exclusivamente a bienes materiales. La Biblia es muy claro en señalar que la abundancia no necesariamente consiste en riquezas terrenales.


Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. Lucas 12:15


• Hay muchas bendiciones que no consisten de riquezas materiales. En realidad, hay muchas cosas que el dinero no puede comprar.



EL DINERO COMPRARÁ:

Una cama pero no sueño

Libros pero no sabiduría

Comida pero no apetito

Adornos pero no belleza

Atención pero no amor

Una casa pero no un hogar

Un reloj pero no tiempo

Medicina pero no salud

Lujo pero no cultura

Asombro pero no respeto

Póliza de seguros pero no paz

Diversión pero no felicidad

Un crucifijo pero no un Salvador


• Si el cristiano que cree en el evangelio de prosperidad continúa en pobreza, sentirá que Dios le debe algo y no ha sido justo con él. Pero note el siguiente versículo, y verá que debemos estar agradecidos que Dios no nos da lo que merecemos:


Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad. Lam. 3:22-23


• Dios prometió proveer nuestras necesidades básicas, pero nunca prometió dar a todos nosotros los lujos que podamos desear.


Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. Fil. 4:19

Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? …Y por el vestido, ¿por qué os afanáis?… No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas [comida, bebida, ropa; vea versículo 25] os serán añadidas. Mat. 6:25-33


• Si el cristiano que cree en el evangelio de prosperidad continúa en pobreza, será tentado a codiciar los bienes de incrédulos y otros cristianos.


Porque tuve envidia de los arrogantes, Viendo la prosperidad de los impíos.
Sal. 73:3

…Codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición…porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe… 1 Tim. 6:9

Pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa. Marcos 4:19


• La Biblia nos manda que debemos aprender a ser feliz, agradecido y conforme con lo que tenemos en la ausencia de riquezas materiales. Esto es algo que el mundo no entiende, y deja a los incrédulos maravillados.


…He aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Fil. 4:11

"Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad". Filipenses 4:12

…Hay quienes pretenden ser pobres, y tienen muchas riquezas. Prov. 13:7

…Como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas poseyéndolo todo. 2 Cor. 6:10

Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento…Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 1 Tim. 6:6, 8

Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. Rom. 5:3-5


• La enseñanza del evangelio de prosperidad es un insulto a cristianos en países pobres donde continuamente se encuentran confiando en Dios por sus necesidades básicas. ¿Por qué será que los predicadores del evangelio de prosperidad no predican su mensaje en los países más pobres? ¿Les ha fallado Dios a los de países subdesarrollados? De ninguna manera.


Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman? Pero vosotros habéis afrentado al pobre… San. 2:5-6

[Jesús fue ungido]…para dar buenas nuevas a los pobres. Lucas 4:18


• El evangelio de prosperidad tiende a poner demasiado énfasis en las riquezas, en vez del Proveedor de las riquezas. Confianza en las riquezas terrenales ha causado que muchos se olviden de depender en Dios.


A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. 1 Tim. 6:17

Si puse en el oro mi esperanza, Y dije al oro: Mi confianza eres tú; Si me alegré de que mis riquezas se multiplicasen, Y de que mi mano hallase mucho; Si he mirado al sol cuando resplandecía, O a la luna cuando iba hermosa, Y mi corazón se engañó en secreto, Y mi boca besó mi mano; Esto también sería maldad juzgada; Porque habría negado al Dios soberano. Job 31:24-28

He aquí el hombre que no puso a Dios por su fortaleza, Sino que confió en la multitud de sus riquezas... Sal. 52:7

El que confía en sus riquezas caerá; Mas los justos reverdecerán como ramas.   Prov. 11:28

…No podéis servir a Dios y a las riquezas. Mat. 6:24

Lea también Deut. capítulo 8


• La pobreza, con tal que no sea el resultado de la pereza o otra falla en el carácter de la persona, no es algo de que ser avergonzado.


Mejor es lo poco del justo, Que las riquezas de muchos pecadores. Sal. 37:16

Mejor es el pobre que camina en integridad, Que el de perversos labios y fatuo. Prov. 19:1

Mejor es el pobre que camina en su integridad, Que el de perversos caminos y rico. Prov. 28:6

Mejor es lo poco con el temor de Jehová, Que el gran tesoro donde hay turbación. Mejor es la comida de legumbres donde hay amor, Que de buey engordado donde hay odio. Prov. 15:16-17

Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman? Pero vosotros habéis afrentado al pobre… San. 2:5-6


• La Biblia hace mención de muchos cristianos pobres haciendo la voluntad de Dios. Entre ellos se destacan:


La viuda pobre

En verdad os digo, que esta viuda pobre echó más que todos. Porque todos aquellos echaron para las ofrendas de Dios de lo que les sobra; más esta, de su pobreza echó todo el sustento que tenía. Lucas 21:3-4

La iglesia de Esmirna

Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza... Apoc. 2:9

Jesucristo

…El Hijo del Hombre no tiene dónde recostar su cabeza. Mat. 8:20


• Muchas de las bendiciones que Dios hace disponible a los cristianos son condicionales. Si no cumplimos con las condiciones, no seremos recompensados.


Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.
Josué 1:8

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. Juan 15:7


• Al fin de cuentas, Dios está en control. Él se glorificará por medio de sus hijos, sea en riqueza o pobreza.


Jehová empobrece, y él enriquece; Abate, y enaltece. Él levanta del polvo al pobre, Y del muladar exalta al menesteroso, Para hacerle sentarse con príncipes y heredar un sitio de honor… 1 Sam. 2:7-8

El rico y el pobre se encuentran; A ambos los hizo Jehová. Prov. 22:2


CONCLUSIÓN:



Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en
Cristo Jesús.
1 Tes. 5:18




                Regreso a LITERATURA BAUTISTA